LAS CINCO ALMAS

La medicina tradicional china otorga una función mental y emocional a cada órgano además de la función física que realiza en el cuerpo. En este punto se desmarca de la medicina occidental la cual solo comprende las funciones físicas de los órganos y reserva las funciones mentales y emocionales exclusivamente al cerebro.

Tal y como explicamos en la teoría de los cinco elementos, cada elemento se corresponde con un órgano cuyas funciones se asemejan a las características del elemento. Cada órgano tendrá una función mental asociada también de características comunes tanto con el órgano asociado como con el elemento al cual pertenecen ambos. Así pues tenemos cinco elementos, cinco órganos y cinco funciones mentales. Dentro del idioma poético de la medicina tradicional china, estas funciones mentales se conocen como almas, las cinco almas, aunque no tiene el mismo significado literal que en nuestro idioma o nuestra sociedad, se trata de una traducción. Cuando la medicina tradicional china se refiere a estas almas, en realidad hace referencia a un perfil psicológico, una manera de ser, una conducta, una manera de pensar, de sentir, de comunicar y expresar; estamos otra vez ante una asociación de ideas y conceptos tan típica del pensamiento oriental.

Las cinco almas se alimentan de la energía que circula por el cuerpo y por tanto están sujetas a la teoría de los cinco elementos, esta teoría nos muestra como circula la energía entre un elemento y otro y así podemos descubrir si hay algún desequilibrio energético en alguno de ellos. Las cinco almas además de tener las características de los elementos a los que pertenecen también pueden tener un carácter ying o yang que definirá su comportamiento.

EL ALMA CONSCIENTE SHEN

SHEN es el alma relacionada con el corazón (xin) correspondiente al elemento fuego. SHEN controla las actividades conscientes, las llamadas capacidades cognitivas: la inteligencia, la memoria, la concentración, la comunicación, la expresión. Una persona con mucha energía de fuego tiene un SHEN muy activo, piensa rápido, es inquieto,  nervioso, le cuesta dormir, habla mucho, gesticula, es extrovertido y optimista. Al contrario una persona con la energía de fuego baja tendrá dificultad para realizar ejercicios mentales, no mostrará inquietud ni interés por aquello que requiera un esfuerzo mental. Puede ser que hable poco  o bien que tenga alguna dificultad para hablar, tiende a ser introvertido y pesimista.

EL ALMA LÓGICA YI

YI es el alma relacionada con la parte más profunda del pensamiento: la reflexión, la formación de ideas, la capacidad de análisis, de sintetizar, de conceptualizar. YI es el alma relacionada con el bazo, es decir elemento tierra. Cuando Yi está fuerte la persona razona fácilmente en cambio cuando Yi está débil la persona se estanca en sus pensamientos, se obsesiona, las ideas no fluyen.

Yi está muy relacionado con Shen, ambos órganos bazo y corazón, tienen importancia en la formación de sangre, y la sangre es la base material del pensamiento. Si alguno de los dos está débil y la producción de sangre es deficitaria  es cuando aparecen alteraciones en el pensamiento y las emociones.

EL ALMA INSTINTIVA PO

Po es el alma relacionada con el pulmón y por tanto con el metal. Como ya vimos el metal separa y defiende, Po es el alma que controla todos los mecanismos de defensa tanto a nivel físico como a nivel emocional.

Po es el alma que controla los límites tanto fiscos como emocionales. Ayuda a crear las nociones de uno mismo, el esquema corporal, la consciencia individual, nos ayuda a ser  independientes y por tanto depender menos de los demás. En los procesos en los que tenemos que separarnos de un ser querido es importante tener un Po muy fuerte. Cuando Po esta débil la concepción de uno mismo como persona se ve alterada y se pueden dar casos extremos de personas que dependen constantemente de los demás, que no saben estar solos o el otro extremo, personas encerradas en sí mismas con problemas para empatizar y relacionarse con los demás.

ALMA EJECUTIVA ZHI

ZHI es el alma residente en el riñón (shèn) y por tanto relacionada con el elemento agua. En el riñón se almacena la energía esencial, la fuerza vital. Siendo así zhi es el alma que nos empuja a ser ambiciosos, constantes, determinantes. Zhi nos proporciona la capacidad de realización para poder acabar proyectos, motivación e ilusión.

Las personas que tienen baja energía de riñón y por tanto un zhi muy débil, son personas sin perseverancia ni determinación. Puede ser que empiecen muchas cosas pero enseguida se cansan y no acaban nada  o bien puede ser que no tengan ambición ni ganas de progresar y evolucionar.

ALMA SUBCONSCIENTE HUN

Hun es el alma residente en el hígado (gan) y por tanto relacionada con madera. Subconsciente para diferenciarla de SHEN el alma consciente encargada de las actividades mentales que uno puede controlar de manera voluntaria. HUN controla los mecanismos subconscientes de la mente tales como los sueños, imaginación, sentimientos reprimidos, deseos insatisfechos.

Así como Po controla  el interior o interiorización, Hun controla el exterior o la exteriorización. La energía de madera y por tanto de hígado controla el flujo de energía del resto del cuerpo, la energía siempre se tiene que mover. Bloqueo de energía daña al hígado y al revés si tenemos el hígado dañado se nos bloqueará la energía con facilidad. Del mismo modo los sentimientos reprimidos, la falta de expresión y de exteriorización nos daña el hun y por tanto el hígado.

Compartir entrada:

Últimos posts