ANSIEDAD

El estrés y la ansiedad son dos conceptos diferentes, aunque a veces se den de menara simultánea. En este post nos centramos en el tratamiento de la ansiedad ya que, aunque la terapia no hace desaparecer los ni las preocupaciones ni la sobrecarga de trabajo, si ayuda a controlar sus síntomas y esto es primordial para que no se cronifiquen.

Podemos considerar producto del estrés toda aquella sintomatología secundaria al exceso de trabajo y tensión tanto física como mental o emocional.

En cambio, la ansiedad produce unos síntomas derivado de la preocupación por una situación o un hecho que es probable que suceda pero que aún no ha sucedido y que quizás no suceda.

El ejemplo típico que ponemos a los pacientes es el de la sintomatología que podemos desarrollar al enfrentarnos a un examen muy importante:

-Tengo que estudiar mucho y eso significa muchas horas en una determinada posición con mucha actividad mental y poco descanso. Esto puede producir síntomas como: cervicalgia, dolor de cabeza, fatiga, nerviosismo. Esto es estrés

-Se aproxima el examen y pese a que me he preparado tengo miedo de que sea muy difícil, de quedarme en blanco, de que no me dé tiempo a acabar, de que me pregunten justo lo que peor me sé. Esta preocupación es sobre hechos que aún no se han producido y por tanto no son reales. La sintomatología que esto nos pueda ocasionar (contracturas, insomnio, agitación) la llamaremos ansiedad.

La ansiedad tiene un componente psico-emocional mucho más grande que el estrés, y es la respuesta del sistema nervioso lo que ocasiona la sintomatología.

 

Dos tipos de tratamientos nos van a ser muy útiles:

1-Medicina tradicional china.

Nos va a ayudar a mejorar la función del sistema nervioso. Un desequilibrio energético existente va a condicionar nuestra capacidad de gestionar las emociones y su respuesta nerviosa u hormonal. La acupuntura valora cuales son los órganos implicados en el desequilibrio y los trata mediante la estimulación de puntos de acupuntura. Esta estimulación puede ser mediante aguja o mediante otras técnicas cómo la moxibustión, la ventosa, o la digitopresión.

2-Osteopatia craneal.

Nos ayuda a eliminar la tensión física acumulada en el sistema nervioso. La tensión física comprime las estructuras nerviosas dificultando así su función. La función del sistema nervioso es la de controlar todos aquellos procesos automáticos, cuando el sistema nervioso no funciona bien perdemos la capacidad de controlar esos procesos y aparecen síntoma como insomnio, taquicardias, sudoraciones, alteraciones digestivas, dolores o mareos. La osteopatia craneal mediante maniobras manuales deshace la tensión que perturba la función del sistema nervioso.

Ambos tratamientos pueden realizarse de forma única o combinada.

 

Quizás te pueda interesar: Tratamiento de estrés

Compartir entrada:

Últimos posts