CONTRACTURA CERVICAL

neuromodulación aplica a una contractura cervical. fisioterapia invasiva.

CONTRACTURA CERVICAL DE CORTA EVOULCIÓN

A PROPOSITO DE UN CASO.

Caso sencillo en el que conseguimos eliminar una contractura en una sola sesión de fisioterapia.
Lo importante de las contracturas es su «razón de ser», es decir qué las origina pero sobre todo qué las mantiene.
En este caso el motivo de consulta es un dolor cervical que aparece al realizar una inclinación en el mismo lado al cual se inclina. El dolor es en forma de pinchazo que limita el movimiento, los síntomas son de una semana de evolución (compatible con un síndrome facetario).
En este caso el desencadenante es muy claro, se trata de una persona que a tenido que afrontar un exceso de trabajo de manera puntual. Esto le ha ocasionado tanto un aumento de la tensión muscular como de la tensión nerviosa y emocional (estrés). Está hipertonía muscular (contractura) aumenta el roce entre estructuras (síndrome facetario) y dificulta el riego sanguíneo en la zona con lo cual complica la evacuación de los residuos inflamatorios.
Cómo el origen de la lesión ya ha pasado, realizando un tratamiento local debería ser suficiente para aliviar la situación, depende de la magnitud de la lesión quizás sea suficiente con una sesión o quizás necesite varias.
De hecho es bastante probable que si no acude a consulta, con el tiempo y el reposo se acabe solucionando por si sola. Al acudir a terapia acortamos el tiempo de recuperación y sobre todo prevenimos posibles secuelas.

TRATAMIENTO:

1-OSTEOPATÍA

La osteopatía en este caso no es estrictamente necesaria pero nos ayuda mucho en el tratamiento.
En primer lugar comprobamos que no hay escuchas alteradas de tensiones previas a la lesión actual que dificulten la evolución. En este caso no las ha había.
En segundo lugar valoramos las articulaciones bloqueados que aumentan el roce durante el movimiento y producen inflamación (dolor).
Solo con dos manipulaciones de alta velocidad ya conseguimos mejorar la movilidad cervical. El paciente tiene que realizar más recorrido para encontrar un pinchazo más leve. Esto se debe a que ya no hay roce, pero la inflamación acumulada todavía está presente, se requieren unas horas hasta que que se reabsorba.

2-FISIOTERAPIA

Ahora vamos a ocuparnos de la contractura propiamente dicha. Esto nos ayudará a mejorar el riego sanguíneo y reabsorber antes la inflamación residual.
Ya que se trata de una contractura de origen nervioso ( hiperactividad nerviosa) vamos a utilizar la neuromodulación percutánea. Esta técnica de fisioterapia invasiva al actuar sobre el nervio consigue a la vez tres efectos importantes:

1-Equilibra el tono muscular gracias al componente motriz del nervio

2-Mejora a sensibilidad al dolor gracias al componente sensitivo del nervio

3-Tiene efectos sedantes a nivel del sistema nervioso central gracias a su acción sobre los neurotrasmisores.

CONCLUSIONES

1-El tratamiento local es eficaz cuando la causa de la lesión (dolor) ha desparecido

2-Aplicar el tratamiento con el matiz correcto (estructura, visceral, nervioso, energético o emocional) es importante para ser realmente resolutivo.

Compartir entrada:

Últimos posts