ESTIRAMIENTO ISQUIOTIBIAL

 

Este es el estiramiento más eficaz y seguro para la musculatura isquiotibial

  • Nos ponemos frente a una silla no muy alta y ponemos encima el talón de la pierna que queremos estirar.
  • Los pies deben estar paralelos y la espalda recta
  • Al levantar el talón la pelvis se nos va a mover hacia arriba y delante, realizamos una corrección llevando la pelvis nuevamente hacia abajo y detrás para que vuelva a quedar la espalda recta. En este punto ya se puede notar la tensión en el iquiotibial.
  • Levantamos los brazos paralelos al suelo y con la espalda recta los dirigimos hacia adelante como si quisiéramos tocar la pared que tenemos en frente.
  • Alcanzamos un nivel de tensión claro pero cómodo, realizamos una inspiración lenta manteniendo la postura y en la espiración intentamos avanzar un poco más
  • Repetimos el ciclo respiratorio 3 veces.

 

DETALLES DEL EJERCICIO

Este ejercicio nos gusta especialmente porque nos permite estirar el músculo desde su origen en la pelvis y no desde su inserción en la rodilla como se suele hacer de manera habitual. Con pequeños movimientos es posible alcanzar un nivel elevado de tensión.

De manera tradicional se enseña a estirar la musculatura isquiotibial intentando tocar el pié con las manos. Para ello muchas veces se fuerza la zona lumbar generando una torsión que puede ser lesiva, además el objetivo de un estiramiento siempre deber ser estirar, valga la redundancia, no ir a tocar nada. Por que alcanzar el pié puedes sobre estirar otra estructura.

Siempre que realizamos un estiramiento debemos estar pendientes de 3 aspectos:

  1. dónde notamos la tensión.
  2. Mantener la postura correcta
  3. Respirar lenta y profundamente.

Este estiramiento nos permite controlar estos tres puntos y alcanzar un buen nivel de tensión si forzar la zona lumbar ni la rodilla.

 

Compartir entrada:

Últimos posts