EL BRUXISMO

 

En este artículo pretendemos explicar el abordaje que nosotros realizamos a los pacientes con bruxismo combinando osteopatia y acupuntura fundamentalmente.

El bruxismo es la tendencia a apretar los dientes de manera inconsciente debido a una activación involuntaria de la musculatura masticatoria.

Las consecuencias del bruxismo varían mucho de una persona a otra según el grado de gravedad:

    • La consecuencia más leve es la molestia generalizada en la zona mandibular, tensión muscular.
    • Puede generar alteraciones en la articulación temporomandibular: dolor y ruido al mover la mandíbula, desgaste prematuro de las superficies articulares (artrosis), desviación de la mandíbula.
    • Fractura de piezas dentales por estrés (es decir, por apretar demasiado)
    • Dolor de cabeza
    • Vértigos
    • Acúfenos
    • Molestias cervicales
    • Alteración del sueño

 

OSTEOPATÍA Y BRUXISMO

 

La osteopatia intenta siempre buscar el origen del problema para garantizar la duración de los resultados. En este caso hay que actuar sobre aquellas estructuras que mantienen activada la musculatura masticatoria: el sistema reticular y el nervio trigémino.

 

 

EL SISTEMA RETICULAR

El sistema reticular es una red de neuronas situada en el suelo de cuarto ventrículo. Es una parte muy primitiva del cerebro común en todos los vertebrados cuya función es garantizar la supervivencia:

  • Controla los ritmos circadianos, es decir la relación entre sueño y vigilia. Por tanto es muy sensible a la luz.
  • Está muy relacionado con el gusto, el olfato y la visión.
  • Actúa como un filtro de la información que llega al cerebro desde la médula espinal dando prioridad a una información sobre En concreto y según lo expuesto hasta ahora, da prioridad a la información que llega desde los sentidos y está relacionada con la seguridad, frente a otras informaciones propioceptivas del cuerpo.
  • Influye en procesos involuntarios como la tensión arterial, la frecuencia cardiaca o la frecuencia respiratoria.
Localizacicón del 4º ventrículo y sistema reticular

 

También se le conoce cómo: sistema reticular de alarma o sistema reticular activante. El exceso de estrés, de tensión y actividad mantiene el sistema reticular activado por no decir sobreprogramado. Esto mantiene elevado el tono muscular de ciertos músculos, entre ellos la musculatura masticatoria que provoca  una tensión constante e involuntaria a nivel mandibular.

El primer paso para tratar el bruxismo consiste en relajar la tensión física que exista en el sistema reticular, de lo contrario, si nos limitamos a relajar la musculatura masticatoria, el sistema reticular que sigue enviado estímulos de activación nos volverá a subir el tono  muscular en poco tiempo.

El tratamiento del sistema reticular con osteopatia craneal (cráneo sacra) empieza por relajar la tensión de la base del cráneo y normalizar el movimiento del occipital. Esto permitirá al osteópata percibir el estado del cuarto ventrículo y sus centros nerviosos.

Tratamiento sistema reticular

 

EL NERVIO TRIGÉMINO

El masetero es el principal músculo de la musculatura masticatoria. Esta inervado por el nervio maseterino, una rama colateral del nervio mandibular. El nervio mandibular es la tercera rama del nervio trigémino, V par craneal.

Los nervios son los encargados de llevar los impulsos eléctricos a los músculos, por tanto son responsables de su activación, así que para garantizar la relajación del musculo masetero tenemos que asegurarnos que no hay tensión en el nervio mandibular y por tanto no sigue mandando estímulos de activación.

Nervio mandibular
  • Empezaremos tratando la unión entre el hueso temporal y el hueso esfenoides. Esto es importante porque en esta zona se encuentra la llamada “fosa de Gasser” donde se aloja el ganglio de Gasser o ganglio trigémino. Es decir de donde nacen las tres ramas de trigémino. Por tanto las tensiones en este nivel se pueden transmitir al tejido nervioso.
  • Seguiremos tratando las alas del hueso esfenoides. Aquí se encuentra el llamado agujero oval por el cual pasa la rama mandibular del trigémino. Por tanto interesa que esta zona esté libre de tensiones.
Tratamiento agujero oval
  • Por último trataremos la rama mandibular, lecho del nervio mandibular.
Tratamiento rama mandibular

Hasta aquí el tratamiento osteopático de bruxismo propiamente dicho. Tratando estos puntos como origen físico del la tensión nerviosa que activa la musculatura masticatoria, es decir cómo  lesión primaria, nos garantizamos la durabilidad de los beneficios del tratamiento.

La osteopatía como  terapia holística que es, también debe contemplar la modificación de los hábitos de vida que puedan sobre excitar el sistema reticular produciendo una recaída. Básicamente se debe evitar el consumo de excitantes y reducir el estrés.

 

ACUPUNTURA Y BRUXISMO

Según nuestra experiencia, en este caso es importante hacer un tratamiento a dos niveles, un tratamiento  de fondo que mejore el estado general de la persona y nos de garantías a largo plazo, y otro local que mejore la sintomatología.

Según la medicina tradicional china el elemento madera es el que nos controla la tensión muscular, está representado por los órganos: hígado y vesícula biliar.Por tanto habrá que valorar el estado energético de la persona y concretamente cómo este afecta a la madera. Para ello realizaremos una entrevista con preguntas muy personales sobre la digestión, el sueño, la regla, la micción la defecación y el estado de ánimo. Además valoraremos el el pulso y la lengua. Así llegaremos a la conclusión de cuales son os puntos de acupuntura que me van a ayudar a equilibrar la energía y mejorar el control sobre la tensión muscular general.

Una vez hecho esto, para aumentar a eficacia del tratamiento vamos a ver lo que está ocurriendo a nivel local. Especialmente nos interesan los meridianos de vesícula biliar, intestino delgado y estómago, que son los dos canales que llevan la circulación energética por la zona de la articulación tempormandibular y maxilar inferior. El tratamiento consistirá en descongestionar dichos meridianos.

 

FISIOTERAPIA Y BRUXISMO

Para nosotros la fisioterapia no tiene mucha cabida en el tratamiento del bruxismo como tal. Se pueden realizar técnicas locales temporomandibulares como masaje o punción seca, pero según nuestra experiencia son demasiado molestas e incómodas para el beneficio que aportan. Además el resultado es muy limitado en el tiempo ya que no se actúa a nivel neurológico profundo dónde realmente está la causa del bruxismo.

En cambio si que son útiles los protocoles de ejercicio descritos por la fisioterapia para mejorar la inestabilidad articular y el desequilibrio muscular secundario al bruxismo.

 

 

Compartir entrada:

Últimos posts