ESTABILIZACIÓN DE CARPO

 

El carpo es la articulación entre el antebrazo y la mano conocida popularmente como muñeca. 

Esta articulación de manera frecuente es víctima de la inestabilidad articular fruto de un traumatismo indirecto o secundaria a alguna disfunción mecánica en la extremidad superior. 

 

El dolor que produce esta inestabilidad es muy característico, aparece sobre todo al apoyarse en las manos como un pinchazo intenso o al manipular algún objeto. No se observan signos inflamatorios (calor, rubor, edema) y por tanto suelen ser resistentes a la medicación antinflamatoria habitual. Además de dolor también suelen haber crujidos articulares.

 

Desde la fisioterapia se ha pautado tradicionalmente ejercicios con el objetivo de tonificar la musculatura del antebrazo, no de estabilizar el carpo. Por eso, a menudo los ejercicios de muñeca tampoco suelen dar resultado, incluso a veces empeoran la situación.

 

En FiO hemos diseñado unos ejercicios para estabilizar el carpo teniendo en cuenta la posición natural del mismo. Básicamente el ejercicio consiste en realizar un tipo concreto de flexión sobre el puño cerrado. A continuación, en el video podrás verlo de manera detallada. 

 

Compartir entrada:

Últimos posts