TERÁPIA DE REACCIÓN FASCIAL

Esta técnica creada por FiO Sabadell nos permite valorar el comportamiento físico de los tejidos cuando son sometidos a estrés mecánico y corregir su disfunción cuando aparece.

La terapia de RELACIÓN fascial nos permite valorar y corregir la disfunción miofascial del los tejidos tanto a nivel local como en relación con otros tejidos que a distancia podrían ejercer una influencia tensional, pero siempre en reposo. En este caso la terapia de REACCIÓN fascial nos permite realizar el mismo trabajo pero en dinámico. Podemos decir que la terapia de REACCIÓN es la evolución de la terapia de RELACIÓN.

Una mezcla de fisioterapia deportiva y osteopatia fascial, combina la terapia manual y el trabajo activo (ejercicio terapéutico).

La tensión acumulada en un tejido o la lesión en el peor de los casos (inflamación, rotura, esguince) va a hacer que el movimiento interno del tejido se vea alterado cuando este se somete a una estrés mecánico (movimiento, estiramiento, contracción, o compresión). Esta alteración del movimiento interno va a implicar:

  • Disminución del metabolismo local y congestión por tanto mala evolución.
  • Sintomatología: sobre todo dolor
  • Perdida de función: disminución de fuerza y movilidad

Afortunadamente la tensión que genera esta alteración del movimiento interno del tejido es palpable y por lo tanto corregible de forma manual mejorando los síntomas antes descritos.

A medida que la distorsión del movimiento interno se va corrigiendo vamos aumentando el estrés mecánico (rango de movimiento o fuerza ) convirtiéndolo en un tratamiento a tiempo real ajustado y personalizado.

Compartir entrada:

Últimos posts