FISIOTERAPIA DEPORTIVA: ESGUINCES

Un esguince es una lesión producida por estiramiento brusco de un tejido, concretamente de un ligamento.

Los ligamentos están formados por fibras de tejido conjuntivo, su función es limitar el rango de movimiento de una articulación para protegerla y que no se luxe.

Un movimiento forzado de la articulación pone en tensión el ligamento, si el movimiento es demasiado fuerte y supera la capacidad de tensión del ligamento, las fibras se rompen y se origina el esguince.

Igual que ocurre con las roturas musculares, podemos clasificar el esguince según su gravedad en tres grados.

ESGUINCE GRADO 1.  El estiramiento llega a deformar las fibras pero no las rompe.

ESGUINCE GRADO 2. Rotura parcial del ligamento, hay algunas fibras rotas y otras intactas de manera que el ligamento no se ha llegado a dividir en dos.

ESGUINCE GRADO 3. Rotura total del las fibras del ligamento dividiéndolo en dos mitades.

SINTOMATOLOGÍA DE UN ESGUINCE

  1. Dolor al realizar el movimiento articular que pone en tensión el ligamento en cuestión.
  2. Dolor a la palpación del ligamento
  3. Hinchazón o edema articular
  4. Hematoma que puede aparecer al cabo de los días.

TRATAMIENTO EN FISIOTERAPIA DE LOS ESGUINCES

El siguiente tratamiento se prescribe para esguinces grado 1 y 2. Los esguinces grado 3 necesitan tratamiento quirúrgico y por tanto la fisioterapia será post operatoria, un ámbito diferente al que ocupa este artículo.

1-FASE AGUDA:

-Reposo: para no aumentar el daño tisular

-Compresión: para controlar el edema

-Hielo: Para controlar la inflamación

-Elevación: si es posible, para mejorar el drenaje.

-Tratamiento de las estructuras vecinas que han podido verse afectadas por el mecanismo del esguince.  Habitualmente el grupo muscular que frena el movimiento lesional y las articulaciones implicadas.

2-FASE DE MOVILIZACIÓN PRECOZ

-Ejercicios isométricos

-Ejercicios propioceptivos en descarga

-Movimientos articulares suaves según tolerancia

-Movilización transversa del ligamento

 

3-FASE FUNCIONAL

-Ejercicios propioceptivos en carga

-Ejercicios simples que impliquen gesto deportivo

-Movilización transversa del ligamento

-Trabajo de las estructuras vecinas que influyen sobre el ligamento en cuestión.

 

4-FASE DE READAPTACIÓN AL ESFUERZO

Llegados a este punto el ligamento está totalmente recuperado y por tanto asintomático. Pero si retomamos el 100 % de la actividad que teníamos previa al esguince de una manera brusca, es muy posible que podamos tener recaídas. Es por esto  que se aconseja reanudar la actividad de manera progresiva aunque nos dé la sensación que trabajamos por debajo de nuestras posibilidades. En realidad lo que estamos haciendo es readaptar el ligamento al nivel de exigencia que tenia previamente. En esta etapa se pautan ejercicios controlados de intensidad progresiva.

Compartir entrada:

Últimos posts