Técnica Posicional

Técnica posicional

Es la técnica de fisioterapia que más utilizamos en FiO junto con la de inhibición local. Cuando detectamos un dolor asociado a un movimiento concreto. Si está indicada consigue corregir la disfunción miofascial prácticamente de manera instantánea mejorando la movilidad sin dolor.

Desarrollo de la técnica

Está basada en la clásica técnica de Jones pero modificada según nuestro criterio con matices que siguen las pautas del método FiO.

  1. El primer paso es detectar el movimiento que desencadena  el dolor.
  2. En la zona donde aparece el dolor vamos a buscar puntos de distorsión fascial y según nuestra teoría de jerarquía de puntos vamos a seleccionar el punto más distorsionado. Este punto puede estar en cualquier tejido blando: músculo, ligamento, tendón o fascia y no tiene porque coincidir con un punto sensible a la palpación.
  3. Una vez elegido el punto vamos a ir colocando la estructura en una posición que corrija la distorsión.
  4. Mantenemos la posición el tiempo necesario hasta que la distorsión ha desaparecido (Jones mantiene 90 segundos).
  5. Solo con este paso ya habremos conseguido mejorar el dolor desencadenado por el movimiento en cuestión.
  6. Normalmente se repite la técnica entre 3-5 puntos por movimiento.

Efectos terapéuticos de la técnica de inhibición posicional

Esta técnica tiene un efecto propioceptivo muy importante. Consigue corregir la disfunción miofascial relacionada con el dolor al movimiento actuando sobre los husos neuromusculares.

Estos husos son unos receptores que hay en la musculatura y se encargan de informar al sistema nervioso central de la longitud del músculo. Una mala calibración de estos receptores podría estar informando al SNC de que el músculo se acerca a una longitud peligrosa cuando en realidad no lo está, por eso aparece dolor en un movimiento en el que no debería, esta alteración genera una disfunción miofascial

La técnica de resetea los receptores para que transmitan la posición real no peligrosa (por tanto no dolorosa) del músculo.

Aplicación de la técnica

Esta es la técnica de elección cuando la DMF presente genera un dolor que aparece durante el movimiento pasivo de la estructura.