TELETRABAJO Y DOLOR DE HOMBRO Y CUELLO

 

En este artículo os explicamos cómo el «teletrabajo» puede ocasionarnos molestias y lesiones osteomusculares.

Uno de los motivos de consulta por los que más personas nos vienen a visitar es el dolor de hombro y cuello. Muchos de ellos lo describen también como una contractura en el trapecio, un bulto en la espalda, un músculo montado, sensación de tener algo clavado, o incluso como si tuvieran un animal mordiéndoles el hombro. Son múltiples las causas que pueden justificar este dolor, y por eso es importante acudir a un profesional para que pueda valorar y recomendar el abordaje adecuado.

 

El hecho de teletrabajar des de casa supone tener que adaptar un espacio que anterior mente tenia otro uso en nuestro nuevo puesto de trabajo. Por tanto es posible que no tengamos ni el espacio ni el mobiliario adecuado y tengamos que ser nosotros los que físicamente nos adaptemos a las condiciones que hay. Esta exigencia física nos puede traer consecuencias, algunos de los factores que tenemos que tener en cuenta son los siguientes:

-CODOS

El mantener los codos suspendidos durante mucho tiempo, especialmente el del ratón, genera una tensión mantenida en los trapecios que son los que van a aguantar el peso de la extremidad. Esto se acaba traduciendo en contracturas musculares en trapecios y zona cervical en general.

-MUSCULATURA ANTERIOR

la musculatura anterior del tronco i el cuello es por naturaleza más potente que la de la espalda, de modo que la misma postura mantenida frente el teclado y la pantalla va a generar una protrusión hacia delante de los hombros y la cabeza, causando aún más exigencia a la musculatura posterior del cuello y los hombros. (SDME CRUZADO SUPERIOR).

-VISTA

La vista es un factor fundamental, si el punto donde se fija la vista no esta a la altura correcta producirá sobrecarga de la musculatura cervical superior. Esta musculatura puede generar todo tipo de sintomatología en la cabeza: cefaleas, migrañas, mareos, vértigos, acúfenos. La correcta colocación de aquello que vamos a mirar nos va a prevenir sobre todos estos síntomas.

 

 

En la consulta podemos tratar casos como el descrito realizando:

  • Técnicas de estiramiento e inhibición de la musculatura pectoral y del cuello para recuperar la alineación de los hombros y la cabeza
  • Técnicas de relajación de la musculatura superficial del cuello para reducir la hipertonía del trapecio superior
  • Técnicas de inhibición, como la punción seca, de los puntos gatillo del trapecio inferior y superior, principales causantes del dolor de hombro y cuello
  • Pauta de ejercicio terapéutico y educación postural para evitar la sobrecarga de esta musculatura
  • Recomendación de realizar ejercicio físico habitual para compensar el sedentarismo derivado del trabajo, y facilitar que la musculatura sea más capaz de ofrecer una postura más estable y adaptarse a situaciones adversas. En definitiva, el movimiento es salud.
Compartir entrada:

Últimos posts