DOLOR CERVICAL: SÍNDROME FACETARIO

Una de las causas de dolor cervical más frecuentes pero de fácil tratamiento . El dolor es producido por la impactación de las carillas articulares de la vértebra, las facetas, de ahí el nombre.

CAUSAS

  1. Una posición mantenida en el tiempo, por ejemplo el mirar mucho rato hacia arriba al pintar un techo o quedarse dormido en mala posición.
  2. Latigazo cervical, el efecto indirecto de una caída o un gesto forzado que implique una compresión súbita de la carilla articular.
  3. Inestabilidad vertebral secundaria a otras causas.

CÓMO RECONOCERLO, SÍNTOMAS

  1. Dolor punzante que aparece al intentar llevar la cabeza hacia atrás y que por tanto limita el movimiento.
  2. Dolor punzante que aparece al inclinar la cabeza en el mismo lado de la inclinación, el dolor limita el movimiento.
  3. Dolor punzante que aparece al girar la cabeza en el mismo lado hacia donde se quiere girar. El dolor limita el movimiento.

SÍNTOMAS ASOCIADOS

  1. Dolor o sensación de tensión en el lado contrario al que se mueve la cabeza, esto es típico de las contracturas musculares. El SDME FACETARIO produce un dolor típico de la inflamación no de contractura, pero si esta inflamaciones muy intensa o ha permanecido mucho tiempo puede extenderse a la musculatura y producir este tipo de síntoma.
  2. Dolor irradiado. Si la compresión es muy grande puede llegar a comprometer el agujero de conjunción que es por donde sale el nervio. En consecuencia cada vez que se comprima este agujero el nervio queda presionado originando dolores y hormigueos por la extremidad correspondiente.

TRATAMIENTO CON FISIOTERAPIA

El abordaje fisioterapéutico consiste en movilizar la vértebra en cuestión para que deje de presionar sobre la faceta sobre todo con maniobras de tracción.  La técnica que NO va a resultar eficaz en este caso va a ser el masaje ya que se trata de un problema articular y no muscular.

Aparte de las técnicas manuales, en este caso nos ayudará la aplicación de frío (crioterapia) ya que el objetivo es bajar la inflamación. Si aplicamos calor (termoterapia) todavía se inflamará más.

TRATAMIENTO CON OSTEOPATIA

Esta es la terapia de elección para este tipo de dolor. Los objetivos del tratamiento serán movilizar la vértebra en cuestión para que deje de presionar la faceta. Las manipulaciones estructurales son las técnicas más eficaces para este fin.

  1. Se puede actuar sobre la misma vértebra si es que no resulta demasiado  doloroso
  2. Se puede actuar sobre las vértebras superiores o inferiores que son las que producen la inestabilidad.

Después de un tratamiento de este tipo todavía aparece dolor cuando intentamos mover la cabeza pero podemos moverla más. La evolución no es instantánea si no que va apareciendo con el paso de los días.

TRATAMIENTO CON ACUPUNTURA

Suele tratarse de un dolor de corta evolución (días), muy intenso y puntual. Por tanto lo podemos catalogar cómo un dolor de tipo exceso. Seguramente exceso de yang. Por tanto el tratamiento irá orientado en dispersar en yang (inflamación) acumulado.

  1. Acupuntura: Primero realizaremos un trabajo local insertando agujas en la vértebra lesionada y en los puntos dolorosos a la palpación.Después tendremos que intentar discernir cual es el canal energético obstruido e insertar agujas en los puntos de sedación. Normalmente suele ser el canal de vejiga.Por último al tratarse de un problema puramente vertebral, también podemos trabajar sobre el canal DuMai que controla las vértebras.
  1. AURICULO TERAPIA: Para este caso se puede insertar una aguja en el punto correspondiente a la columna cervical si es que este es sensible a la palpación.
  2. MOXIBUSTIÓN: NO se recomienda, empeoraría la situación.
  3. TUI-NA: excelente complemento para el tratamiento de acupuntura. El masaje chino o masaje energético no actúa sobre la musculatura si no sobre los canales energéticos por tanto al contrario de lo que hemos comentado en el apartado de fisioterapia, este tipo de masaje si que nos sería útil. Se realizan maniobras de dispersión sobre el canal y de tracción y movilización sobre la articulación. Además se utilizan ungüentos especiales que en este caso tienden a tonificar el ying (para controlar el exceso de yang).

CONCLUSIÓN

El síndrome facetarlo es una de las causas de dolor cervical más frecuentes. Su abordaje es relativamente sencillo si se conocen bien sus características. Esto es importante porque a menudo se suele confundir con otras causas de cervicalgia cómo la sobre carga o las contracturas y al no aplicar el tratamiento correcto el dolor permanece en el tiempo.

Compartir entrada:

Últimos posts