PIERDE PESO CON ACUPUNTURA

Hago dieta y no adelgazo!!! Hago ejercicio y no consigo perder peso!!! Expresiones como estas son las que escucho a muchos de mis pacientes. Que está fallando? Porque no consigo perder peso utilizando los métodos con los que otra gente lo pierde fácilmente? La acupuntura intenta buscar respuesta a estas preguntas. Cuando a pesar de que cuidas elementos externos a ti como la dieta y el ejercicio  no consigues resultados, es posible que haya algún factor interno que no funcione bien y con acupuntura puede corregirse.

Cómo hemos dicho en anteriores artículos, la acupuntura actúa a la vez en todos los niveles de la persona, a nivel físico, a nivel químico, a nivel psíquico y a nivel emocional. A menudo detrás de una facilidad para ganar peso se esconde un fallo en alguno de estos niveles.

METABOLISMO LENTO

El metabolismo  es el conjunto de reacciones químicas que se producen en el organismo y en las cuales se generan y se destruyen substancias. Tener un metabolismo lento significa tener una dificultad para producir estas reacciones,  dificultad para hacer la digestión, para producir energía y para eliminar residuos. Las personas de metabolismo lento suelen ser  personas calmadas, frioleras y con facilidad ganar peso. Las personas con metabolismo acelerado son personas inquietas, nerviosas, calurosas y con facilidad para adelgazar, aunque no todo son ventajas ya que tener un metabolismo muy acelerado produce un gran desgaste en nuestro organismo. La acupuntura actúa sobre los órganos implicados en el control del metabolismo (siempre desde el punto de vista energético) para equilibrarlo.

ALTERACIONES DIGESTIVAS

La digestión tiene mucha importancia en el control del peso. Desde la medicina energética entendemos el proceso digestivo como aquel en el que se transforma el alimento para extraer los nutrientes y se elimina lo que no nos es útil. Los órganos implicados en la digestión son el bazo y el estómago ambos pertenecientes al elemento tierra. Si alguno de ellos se encuentra debilitado y no cumple su parte del proceso puede ser que un alimento no se transforme bien y por tanto no se pueda eliminar quedando así estancado.  La acupuntura valora el estado de estos órganos e intenta equilibrarlos energéticamente.

ESTRÉS EMOCIONAL

Según la medicina tradicional china las emociones tienen un efecto directo sobre los órganos. Una emoción muy intensa o sentida repetidamente puede llegar a dañar un órgano  y por consiguiente este empezará a dejar de funcionar. Si el órgano afectado está implicado en el proceso digestivo o en el control del metabolismo  la persona podrá tener dificultades para controlar su peso. Es por eso que a menudo detrás de un sobre peso existe un estrés emocional y mientras este no se resuelva la alteración del peso permanecerá por más dieta y ejercicio que se practique.

NERVIOSISMO Y ANSIEDAD

Cuando la tensión nerviosa se acumula tiene que salir por algún lado y lo puede hacer de formas muy diversas, en forma de dolor de cabeza, en forma de vértigo, en forma de llantos, en forma de tic o en forma de ansiedad. La ansiedad en este caso se puede contemplar como si de un síndrome de abstinencia se tratase y nos provoca ganas de comer, de fumar, de mordernos las uñas, de comer chicle, en definitiva de todo ese  tipo de cosas (por no decir vicios)  que necesitamos para calmarnos.

El desequilibrio energético de algunos órganos puede plasmarse en tensión nerviosa y todo tipo de trastornos que de ella se puedan derribar. La acupuntura equilibra la energía en estos órganos para así evitar el acumulo de tensión nerviosa.

DESGASTE Y FATIGA

Cuando una persona se somete a mucho esfuerzo tanto físico como psíquico y durante mucho tiempo el organismo se acaba debilitando. Los órganos debilitados no pueden hacer bien su función provocando deficiencias en la digestión, en el sistema nervioso, en el metabolismo  o en definitiva allí donde realicen una función.  La acupuntura es un método eficaz para fortalecer los órganos  y luchar contra las consecuencias de la fatiga o del desgaste acusado.

Estos son unos ejemplos de cómo la acupuntura actúa para ayudar a controlar el peso siempre formando parte de un tratamiento completo. Como cualquier técnica de medicina natural, la acupuntura no se aplica aisladamente sino que debe de ir acompañada de más tratamientos generalmente destinados a mejorar esos malos hábitos de vida que nos han llevado a perder la salud. Concretamente en un tratamiento de control de peso la acupuntura debe ir acompañada al menos de una pauta dietética y una pauta de ejercicio.

Compartir entrada:

Últimos posts