LA VISTA Y LA POSTURA

La visión es una de las funciones prioritarias del cuerpo, sin tener en cuenta las funciones vitales claro. Tu cuerpo siempre va a tener el objetivo de mantener tu mirada en la horizontal y para ello utilizará todas las compensaciones posturales que le sean necesarias, aunque eso pase por generar molestias vertebrales.

LA VISIÓN PUEDE MODIFICAR TU POSTURA

Personas que utilizan mucho la vista acaban generando un desequilibrio en el tono muscular del ojo que si se mantiene en el tiempo acabará implicando cada vez a más músculos de la zona cervical. Este desequilibrio muscular modifica tu postura y condiciona tus movimientos teniendo que realizar compensaciones cada vez que te mueves. Si no se pone remedio a esta situación, lo esfuerzos sufridos por las articulaciones acabarán generando lesiones en el tejido y por tanto cronificando las molestias.

La osteopatia es capaz de valorar el estado tensional del ojo y de las estructuras de su alrededor. De manera manual se realiza un tratamiento que devuelve al ojo su tono ideal compensando así la sobrecarga sufrida al utilizar mucho la vista. Esta es una manera de interrumpir el circulo vicioso que retroalimenta una mala postura y por tanto una situación de dolor osteoarticular.  Si esta situación no se ha mantenido mucho tiempo y por tanto no existe lesión en los tejidos el pronóstico es muy bueno, de lo contrario requerirá tratamiento también en la zona de la lesión.

LA POSTURA PUEDE MODIFICAR TU VISIÓN

Situación inversa a la expuesta anterior mente, un sobre esfuerzo, un esfuerzo repetitivo o un traumatismo, puede generar un desequilibrio muscular que modifique tu postura.  Si este cambio en tu postura, implica un cambio en la posición de tu cabeza tu mirada perderá la horizontal.

Tal y como se ha dicho antes, tu cuerpo no va a permitir que esto pase y forzará otro cambio postural para compensar el anterior y que la mirada se mantenga en la horizontal.  Se crea de esta manera un par de fuerzas que cizalla la y sobrecarga la columna al intentar mantener una postura tan forzada. Esta situación mantenida en el tiempo puede llegar a generar lesiones degenerativas en las articulaciones. La osteopatia va a valorar que posturas están condicionadas por la visión y a la inversa, cómo condiciona la visión a tu postura.

CONCLUSIÓN

Dentro de las posibles causas de una alteración postural y sus consecuentes molestias, la vista es una posibilidad más a tener en cuenta. La osteopatía en este caso va a tener dos objetivos principales. El primero tratar la tensión de los ojos y sus estructuras vecinas,  el segundo, relacionar la función visual con la estática y la postura de la persona.

Compartir entrada:

Últimos posts