DIETA Y SINTROM

Un asesoramiento dietético adecuado para un paciente tratado con un anticoagulante como puede ser el sintrom, requiere la realización de un registro dietético adecuado, ya que el mismo tiene tres finalidades:

  • Corroborar que el paciente no consuma vitamina K en defecto, ni en exceso ya que la misma también participa en el proceso de coagulación sanguínea.
  • Saber si el paciente está llevando una dieta equilibrada y que no pase inadvertido el consumo de ciertos productos de herbolario que suelen contener cantidades elevadas de vitamina K.
  • Conocer el horario en que se efectúa la toma del sintrom, ya que habitualmente se recomienda alejarlo de las comidas, para no interferir su absorción a nivel intestinal.

red apple with a heart symbol

Los cambios en la dieta deben ser paulatinos y no demasiados drásticos para no afectar los niveles de coagulación. Es decir, hay que procurar una estabilidad general y alimenticia, que a la vez sea saludable para el paciente. Por lo que se recomienda:

  • Disminuir alimentos ultraprocesados como bollería, snacks, precocinados, bebidas azucaradas y también bebidas alcohólicas,
  • Realizar una dieta variada con más presencia de pescado que de carnes y embutidos, así como de legumbres, huevos, frutos secos, cereales preferentemente integrales y por supuesto frutas y verduras (según su contenido de vitamina K)
  • No superar las 3 cucharadas diarias de aceite de oliva y recomendar su sustitución puntual por aceite de girasol o de maíz.
  • Consumir 2 raciones de lácteos al día, aproximadamente,
  • Evitar el estreñimiento (si es necesario se debe consultar con su médico u enfermera ya que no están recomendados los laxantes de parafina)
  • Mantener una buena higiene dental, usando un cepillo e hilo dental suaves para no provocar sangrado.

Finalmente, también es importante que el paciente evite situaciones de estrés y actividad física de impacto que pueden afectar a sus niveles de coagulación

Compartir entrada:

Últimos posts