DIAGNÓSTICOS… POPULARES

Hay una serie de expresiones que se usan a nivel popular para referirse al lesiones musculo esqueléticas que no coinciden con ningún diagnóstico médico y que se prestan a confusión. A continuación algunos ejemplos de los casos más frecuentes.

LA MUÑECA ABIERTA

Esta expresión siempre me ha hecho gracia, la gente se suele expresar así cuando siente dolor en la muñeca al sostener un objeto con fuerza, al apoyarse sobre la mano o bien al forzar los movimientos de flexión o extensión.

Evidentemente si tuviéramos la muñeca realmente “abierta” más valdría ir urgencias para que desinfecten y suturen la herida. En la mayor parte de los casos la muñeca está bien, simplemente presenta un estado de debilidad de los ligamentos que no sujetan la articulación como debieran y por tanto el movimiento tiende a ser exagerado. Es lo que se conoce con el nombre de “inestabilidad articular”, compatible con otros diagnósticos populares como “el esguince mal curao”.

EL CELEBRE PINZAMIENTO

Este caso ya me preocupa un poco más puesto que incluso a veces se lo he oído decir a algún compañero de profesión. Prácticamente cualquier dolor oseto muscular localizado en la espalda acaba por ser clasificado como «pinzamiento». Los «pinzamientos» NO existen, supongo que es la sensación de tensión la que hace definirlos de esa manera.

Se puede confundir con un acuñamiento, que es lo que les pasa a los cuerpos vertebrales cuando se deforman. Pero esto da una sintomatología muy diferente. También se podría confundir con un atrapamiento del nervio en algún punto de su recorrido, pero nuevamente la sintomatología es diferente.

Habitualmente se trata o bien de contracturas musculares o bien de bloqueos articulares.

descarga (2)
ACUÑAMIENTO VERTEBRAL
descarga (1)
ACUÑAMIENTO VERTEBRAL

 

 

 

EL MÍTICO TENDÓN MONTAO

Los tendones no se montan, para ello tendríamos que arrancarlos de su lecho llevándonos por delante las estructuras que los mantienen en ellos (vainas y retináculos) y esto sería muy doloroso y nuevamente necesitaría los servicios de un cirujano de urgencias, no de un fisioterapeuta.

Con el “tendón montao” pasa como con el “pinzamiento” pero limitado a las extremidades. Cualquier dolor muscular localizado en las extremidades suele acabar popularmente diagnosticado cómo un “tendón montao”. Normalmente se suele tratar de tendinosis.

En este caso hay dos excepciones curiosas. Una es el tendón del músculo peroneo, algunas persona no tienen el retináculo que lo mantiene en su lecho y en cada flexo extensión del tobillo el tendón se desplaza delante y detrás del maléolo peroneal, pero esto no suele ser doloroso. La segunda excepción la encontramos en el codo, el nervio cubital de algunas personas no es retenido por su retináculo y va saltando la epitróclea en cada movimiento del codo. Sobre todo suele pasar en personas hiperlaxas y no suele ser doloroso ni necesita tratamiento.

anatomia
VAINAS Y RETINÁCULOS DE LOS TENDONES DEL TOBILLO

LA FAMOSA VERTEBRA QUE SE SALE DEL SITIO

“Tengo una vértebra que se me sale del sitio y tengo que ir cada dos por tres al fisioterapeuta para que me la vuelva a colocar.” Esta expresión la he oído muchas veces, si realmente la vértebra se saliera del sitio esto se llamaría luxación y más que al fisioterapeuta habría que ir al traumatólogo de urgencias para que la reduzca.

Estamos ante un nuevo caso de inestabilidad articular, la vertebra no se sale de ningún sitio si no que se bloquea para proteger un segmento hipermóvil que hay por arriba. Al desbloquear notamos alivio pero cómo sigue existiendo una inestabilidad al poco tiempo volverá a bloquearse. A parte de desbloquear la vertebra en cuestión que se bloquea y produce sintomatología es necesario corregir la inestabilidad para que no se vuelva a bloquear.

Compartir entrada:

Últimos posts