TERAPIA DE LOS 5 SENTIDOS

 

 FIO SENSORIAL  /    SOMATO-SENSORIAL

Es una terapia que trata la relación entre los cinco sentidos y el resto de estructuras corporales. 

Los sentidos son las herramientas que utilizamos para relacionarnos con el medio que nos rodea, la tensión acumulada en una zona del cuerpo puede acabar afectando a alguno de los órganos de los sentidos que para poder llevar a cabo su función correctamente va a modificar nuestra postura para compensar dicha tensión. 

Como nuestra relación con el medio es constante, la alteración sensorial conlleva también  una alteración constante de nuestro esquema corporal. Esto quiere decir que muchas contracturas y muchos bloqueos articulares que pensamos que pueden estar relacionados con una sintomatología en concreto, en realidad están relacionados con la alteración de nuestro sistema sensorial. 

Es típico encontrarlo en molestias de larga evolución que no mejoran con el tratamiento local por que en realidad no hay una lesión local que justifique el síntoma, habitualmente la pruebas médicas son negativas.  

La terapia somato sensorial es una terapia complementaria, es decir, por sí misma no va a tratar ninguna lesión pero en combinación con el tratamiento adecuado de fisioterapia o de osteopatía va mejorar la evolución de la misma llegando a marcar un antes y un después. 

 

 

La terapia sensorial no es osteopatía, en todo caso es una terapia manual derivada de la osteopatía. 

 

La terapia de los cinco sentidos no trata los sentidos propiamente dichos si no la relación de estos con la estructura corporal. Es decir, si tienes un déficit visual o auditivo la terapia FIO sensorial no te va a corregir estos déficits, no te va a devolver la audición ni la vista. Lo que va a tratar es cómo este déficit sensorial afecta a tu organismo y a evitar que aparezcan dolores o molestias osteoarticulares asociadas. 

 

La relación tensional alterada entre uno de los sentidos y alguna estructura corporal (vísceras, músculos o articulaciones) puede convertirse en un lastre que evite la evolución favorable de otros procesos. 

La terapia sensorial se ha convertido en una parte indispensable en nuestros tratamientos por los siguientes motivos: 

 

  • Se tarda muy pocos minutos en realizarla así que no roba demasiado tiempo en la sesión.
  • Simplemente corrigiendo los sentidos se eliminan muchos bloqueos y tensiones que de otra manera estarían molestando y confundiendo al terapeuta.
  • Aumenta de manera exponencial la efectividad de los tratamientos.
Compartir entrada:

Últimos posts