LA DIETA MEJORA TUS DEFENSAS

Cada año por esta época postvacacional se retoman los típicos propósitos cómo el de mejorar la dieta.
En esta ocasión la pandemia del Covid-19 nos brinda una oportunidad de hablar sobre otros beneficios de la dieta a parte de la pérdida de peso.
La dieta contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunológico, es decir, mejora tus defensas.

Esto no se pude traducir en que aumentando tu sistema defensivo no vayas a enfermar nunca, ya que existen otros factores a tener en cuenta y que no siempre son controlables, como el nivel de exposición a patógenos o virus.
La relación entre la dieta y el sistema inmune es muy densa como para poder comentarla toda en un artículo, así que nos vamos a centrar en dos aspectos que nosotros consideramos los principales y los vamos a resumir mucho:

1-La permeabilidad del intestino.
2-El equilibrio hormonal.

PERMEABILIDAD INTESTINAL

Podemos considerar el intestino como una frontera que controla el paso de sustancias (nutrientes) hacia nuestro interior. Por tanto, el intestino es una de las primeras barreras físicas que tanto las bacterias como los virus o las sustancias tóxicas deben sortear para invadirnos.
Podemos tener una irritación o inflamación intestinal sin saberlo ya que no tiene una sintomatología tan clara y evidente como una tendinitis de hombro, por poner un ejemplo. Esta irritación habitualmente está causada por un mal hábito dietético y va generar que la membrana intestinal pierda su capacidad de controlar que sustancia se absorbe y cual no, es decir se vuelve más permeable. Esto es lo que llamamos el SÍNDROME DEL INTESTINO PERMEABLE.
Con esta permeabilidad aumentada los virus, bacterias y sustancias tóxicas tienen más facilidad para acceder a nuestro medio interno.

 

 

Además de las consecuencias defensivas el síndrome del intestino permeable nos producirá sintomatología propia de la mala gestión de le material digerido:
• Mala absorción de nutrientes: carencias nutricionales, cansancio, debilidad, fatiga
• Irritación intestinal: diarreas o estreñimiento según el caso, dolor tipo cólico.

Con una dieta adecuada podemos prevenir y tratar la inflamación de la mucosa intestinal y por tanto proteger su permeabilidad.

EQUILIBRIO HORMONAL

Las hormonas son las sustancias que controlan el funcionamiento de nuestros sistemas. Por tanto una mala proporción de hormonas en nuestra sangre va a ocasionar un mal funcionamiento de nuestros sistemas, entre ellos el sistema immunológico.
Las causas de un desequilibrio hormonal pueden ser las siguientes:

• Falta de producción, o exceso de producción. Como característica genética.
• Falta de eliminación, Los procesos naturales por los cuales se eliminan las hormonas pueden verse alterados ocasionando la acumulación de alguna de ellas.
• Exceso de ingestión. Aunque no los sepamos con la dieta inadecuada podemos estar introduciendo cantidades excesivas de algún tipo de hormona. Podemos encontrar hormonas en los alimentos, en los medicamentos y en las sustancias tóxicas.

La dieta nos puede ayudar sobre todo en los dos últimos puntos a controlar nuestro nivel hormonal y por tanto mejorar el funcionamiento de nuestros sistemas.

Realizando una valoración dietética podemos mejorar el metabolismo de nuestras hormonas para conseguir una proporción correcta que optimice el municionamiento de nuestros sistemas.

Compartir entrada:

Últimos posts