FASCITIS PLANTAR: PUNCIÓN SECA

 

La punción seca es una técnica de fisioterapia muy interesante para tratar las fascitis plantares cuando detectamos que hay puntos gatillo interviniendo en el proceso lesional o causando sintomatología. 

Trataremos los puntos gatillo en tres situaciones diferentes: 

 

1-Para eliminar un dolor local 

2-Para eliminar un dolor referido 

3-Para activar una función muscular

 

1-TRATAMIENTO LOCAL CON PUNTOS GATILLO

 

Por dolor local entendemos aquel que se manifiesta en el mismo lugar donde se origina. En el caso de la fascitis plantar el punto gatillo se localiza en alguna estructura de la planta del pié. 

La primera opción es que el punto gatillo se localice en la misma fascia plantar, en este caso hablamos de un punto gatillo insercional (quiere decir que no se localiza dentro de un vientre muscular). El protocolo de actuación nos indica que los puntos gatillo insercionales se tratan de manera más eficaz actuando sobre músculos que tiene efecto a distancia sobre la estructura tendinosa o en este caso aponeurótica (como la fascia). Veremos más adelante el tratamiento del gemelo interno. 

La otra opción cuando hablamos de puntos gatillo locales en la fascitis plantar es que el punto gatillo se sitúe en el músculo cuadrado plantar. En este caso sí que realizaremos un trabajo local pero no con punción ya que resulta muy dolorosa, utilizaremos otros métodos como la moxibustión, la presión o el masaje

 

 

2-TRATAMIENTO DEL DOLOR REFERIDO EN LA FASCITIS PLANTAR.

 

Por dolor referido entendemos aquel que se manifiesta en un lugar diferente al de su origen. En el caso de la fascitis plantar, el músculo que con más frecuencia nos va a generar un dolor en la fascia del pie sin encontrarse él en el pie es el gemelo interno. 

El gemelo interno puede generar tanto dolor como puntos gatillo insercionales en la propia fascia. Al pinchar con una aguja el vientre muscular del gemelo interno destruimos los puntos gatillo  por tanto desaparecerán los puntos gatillo insercionales y el dolor referido. 

3-ACTIVACIÓN DE UNA FUNCIÓN MUSCULAR

 

Un punto gatillo presente en una fibra muscular no tan solo va a producir un dolor local y referido, también va a condicionar su función muscular, es decir, su capacidad de contracción, de estiramiento y de propiocepción. Un punto gatillo que perdura durante mucho tiempo en una fibra muscular perjudicando su función muscular acaba por debilitar el músculo en cuestión y por tanto las estructuras que dependen de este músculo se van a ver afectadas pudiendo generar algún tipo de síntoma o incluso lesión. 

En el caso de la fascitis plantar nos interesan especialmente los músculos tibiales anterior y posterior. Ambos son importantes supinadores del pie, es decir, mantienen el arco longitudinal interno de la bóveda plantar y controlan el apoyo interno del calcáneo. dos factores implicados en la aparición de la fascitis plantar.

Además el tibial posterior tiene tendencia a generar dolor referido en la planta del pie con lo cual tratándolo vamos a matar dos pájaros de un tiro.

Debido al difícil acceso del tibial posterior, la punción seca se presenta como un tratamiento ideal ya que nos permite llegar directamente hasta al músculo cosa que con el tratamiento conservador no conseguimos.

 

Compartir entrada:

Últimos posts