EQUILIBRIO ÁCIDO-ALCALINO

El equilibrio ácido-base de nuestro organismo nos marcará el estado de salud. Si nos alejamos de este equilibrio favorecemos la aparición de enfermedades, si nos mantenemos en él conservaremos la fortaleza para sobreponernos a los obstaculos que la vida nos ofrece. Nuevamente los malos hábitos de vida son la principal causa de desequilibrio, y nuevamente en la dieta podemos encontrar el remedio necesario.

La cantidad de iones de hidrogeno libre (H+) en comparación con la cantidad de iones hidroxilo (OH-) que hay en una sustancia es lo que nos indicará si esta sustancia es ácida o alcalina. Si la cantidad de H+ es mayor que la de OH- diremos que es una sustancia ácida, en cambio si la cantidad de OH- es mayor que la de H+ diremos que es una solución alcalina.

 El pH  es la unidad que nos dirá en que medida una sustancia es más ácida o más alcalina. Se establece una escala en la que 0 seria el mínimo, lo más ácido posible, y 14 el máximo, lo más alcalino posible. El pH neutro por tanto lo encontramos en el 7  por tanto por debajo de 7  hablaremos de ácidos y por encima de sustancia alcalina o base.

 El que una sustancia sea más ácida o más alcalina, es decir la cantidad de H+ que contiene, va a hacer que en esa sustancia se puedan llevar acabo unas reacciones químicas u otras. Consideraremos esta sustancia como un medio en el cual pueden suceder cosas, es decir, un terreno.

Estas consideraciones son muy importantes en el ser humano puesto que cada sustancia de nuestro cuerpo debe tener un pH concreto, si este pH se altera estas sustancias  no pueden realizar correctamente su actividad dificultando la función de los órganos. Normalmente debido a malos hábitos de vida, a la mal alimentación, al estrés, al sobreesfuerzo, el pH del organismo suele tener tendencia a bajar, es decir a acidificarse.

En un pH más ácido la proliferación bacteriana es más fácil y nuestro metabolismo se altera. Por otro lado el cuerpo utiliza minerales  para compensar esta acidez, esto se le conoce como “tamponar”, en consecuencia empezaremos a padecer carencias. Por todo ello podemos decir que la variación del pH entraña una alteración del estado de salud.

El descenso del Ph del organismo se conoce como acidosis y puede estar producido por:

  1. Producción excesiva ácido. Esto ocurre al ingerir demasiados alimentos que generar residuos ácidos, prácticamente todos los de origen animal y los azucares refinados. O también por realizar demasiada actividad física y acumular ácido láctico.
  2. También puede ser que se elimine poco ácido del cuerpo: un fallo en los riñes podría hacer que se eliminase poco ácido. Una alteración respiratoria también podría causar que se elimine poco CO2.

Compartir entrada:

Últimos posts